Recordando a dos sagüeros ilustres: Ramón Jiménez Azahares y el Dr Nanín Gómez Sedano

José A. Hechavarría en su blog “Sagua de Tánamo: Nuestras Raíces ha publicado, al cumplirse 107 años por el nacimiento de Juan Ramón Jiménez Azahares, las notas biográficas elaboradas por Monchi en homenaje a su padre y que además rinden tributo a otro sagüero ilustre el Dr. Fernando (Nanín) Gómez Sedano que estuvo muy relacionado con Ramón. Queremos desde aquí rogar por el descanso eterno de estos dos hombres que aportaron mucho al desarrollo de nuestra comunidad, y contribuir a que su recuerdo se recupere en la memoria de las nuevas generaciones de sagüeros.

Personas ejemplares de Sagua: Ramón Jiménez A. y el Dr. Nanín Gómez S.

Por José A. Hechavarría  publicado en el Blog  “Sagua de Tánamo: Nuestras Raíces ”
Ramón Jiménez Azahares con su gallo de pura cría conocido por “Dulce Guayaba”; peleó con gallos de Sagua de Tánamo, Holguín, Bayamo y Santiago de Cuba, nunca fué vencido. Foto en Sagua el 14 fe abril de 1968

Al cumplirse 107 años por el nacimiento de Juan Ramón Jiménez Azahares el 24 de noviembre de 1905, en Baracoa, pero sagüero por sentimiento y siendo conocedor de su personalidad al igual otro saguero de nacimiento, el Dr. Fernando (Nanín) Gómez Sedano que estuvo muy relacionado con Ramón, creo oportuno reproducir y publicar en éste blog, el escrito de homenaje que Ramón R. (Monchi) Jiménez Martínez escribiera como un síntesis biográfica de su padre.

Juan Ramón Jiménez Azahares

24 Nov 1905/3 Dic 1989
Quiero hacer un alto en mi vida y dedicar un momento especial para rendirle homenaje a la memoria de mi querido padre, por quien siempre sentí una gran admiración, cariño y respeto. Nació en Baracoa, Oriente en el seno de una familia muy humilde, quedó huerfano de padre a los diez años de edad y era el décimo de quince hermanos. Creció dentro de una pobreza absoluta, e hizo trabajos de todo tipo desde su niñez. Siendo un adolecente trabajó junto a un primo desmontando montes virgenes para sembrar bananos y luego de esperar que estos cultivos dieran fruto, recibir una parte de las ganancias. Trabajaban desde la madrugada hasta la noche y al cabo de varios meses sufrió un mareo luego de tomar agua estando muy sofocado y éste incidente le marcó la vida para siempre. Tomó el hacha con la cual desmontaba los árboles, la arrojó bien lejos, monte adentro y le pidió al primo le diera cinco pesos por todo el trabajo que había hecho durante varios meses y que se quedara con la parte del terreno que le correspondería a él; el primo aceptó, no sin antes decirle que aquello era una locura.

Al regresar a la casa, le dejó los cinco pesos a su madre y tomando el camino sin rumbo fijo, caminó hasta llegar a un barrio donde el dueño de una bodega, le dió comida y un lugar donde dormir, a cambio de ayudarlo en el trabajo del comercio. En esa época tenía 16 años de edad y allí fué que aprendió las letras y números básicos. Luego trabajó como recibidor y clasificador de bananas, en los barcos que colectaban éste producto para transportarlo a los Estados Unidos.

De Baracoa se trasladó a Cananovas en Sagua de Tánamo realizando ese mismo trabajo y alternándolo con la compra y reventa de ganado vacuno en las minas de Punta Gorda de Moa. Ahi conoció a mi querida madre Mérida (Mery) Martínez, quien trabajaba en el departamento de ropa del Centro Comercial de Cananovas, ambos se comprometieron y casaron en 1940, formando una familia que inicialmente estaba integrada por 10 miembros, encabezada por mi padre Ramón con 4 de los 6 hijos, de su primer matrimonio con Francisca Liranza, (Argelio, Ana Rita, Giraldo, Luis, René y Nilda) y mi madre Mérida con su padre Victoriano (Chicho) y sus hermanos Blanca, Jorge (Ráfaga) y Elva. Mi madre se ocupaba de una pequeña bodega que fundaron al lado de la casa, mientras mi padre seguía en sus dos trabajos. Fueron prosperando a base de duro trabajo y sacrificios hasta que pudieron construir una casa y una tienda, ambos con locales más grandes en el lugar conocido por El Café, cercano a Cebollas, luego trasladó esas dos propiedades para el centro del poblado de Cebollas, poco a poco pudo ir ampliando el negocio hasta convertirlo con ventas minoristas y mayoristas y con departamentos en todos los giros comerciales.

En la segunda mitad de la década de 1940 nací yo y luego mi hermana Magda, aumentando así la ya larga familia, pues en mi casa vivían varios parientes y ahijados de mis padres que trabajaban en el comercio y otras labores por que hubo de construir una casa nueva y más grande en la finca que ya había comprado en Saltadero a pocos kilometros de Cebollas.

En los años iniciales de la década de 1950 recibió una oferta del Central Tánamo para que les comprara a crédito, toda la cantidad de sacos de azúcar que fuera capaz de almacenar, ofreciéndosela al precio que tenía en el mercado en ese momento, mi padre de acuerdo con mi madre, aceptó la oferta y el local del negocio, la casa y todas las áreas que estaban con techo, las convirtió en un dulce almacen de azúcar. Todas las personas que vieron eso, comentaban: “Es un disparate”. Al cabo de unos pocos meses, cuando comenzó a aumentar la demanda de azúcar en el Mercado, a causa de la Guerra de Corea, el precio se disparó mucho más alto a como él la había comprado, casi todo era ganancia y ésta le permitió aumentar su patrimonio con la adquisición de tierras que las dedicó para el cultivo de la caña de azúcar. Algún tiempo más tarde mi padre le vendió al propio Central Tánamo el Centro Comercial que él había construido y hecho progresar en Cebollas, por lo que entonces pudo adquirir mucho más tierras para cultivarlas de caña y otras dedicarlas a la crianza de ganado vacuno.

Por la lucidez que tenía para los negocios, mi padre adquirió el Hotel Tánamo en Cayo Mambí, el cual puso en servicio para satisfacer las necesidades de los trabajadores del Central Tánamo y demás transeuntes que llegaban todos los dias. Algún tiempo después compró a Emilio Ricardo el antiguo Hotel Albuerne que había sido convertido en el Hotel Saratoga en la calle Los Maceo, donde ahora existe parte del edificio de la “Secundaria Básica Batalla de Sagua”. Le realizó una amplia remodelación y modernización, convirtiéndose en el hotel preferido de la mayoría de los huespedes que llegaban a Sagua, así como también era usado para banquetes y otras actividades de varias instituciones locales en especial por el Club de Leones. De igual manera en 1957 le compró a Eduardo (Ramo) Arderí Estoll el famoso “Ranchón” llamado “Gloria Club” el cual mantuvo en propiedad hasta fines de 1958 cuando se lo vendió a Bebo Dandicourd.

En los años 1957 y 1958 la insurrección armada por el “Movimiento 26 de Julio” cambió el panorama y forma de vida de nuestro pueblo, el cual se vió envuelto en un conflicto bélico de gran magnitud durante varios meses, en todo ese tiempo mi padre colaboró con el Ejercito Rebelde en multiples formas, como lo hicieron muchas personas de allí, destacándose las arriesgadas y numerosas salidas del pueblo con rumbo a los distintos campamentos rebeldes, siendo acompañado por el Dr. Fernándo (Nanín) Gómez Sedano, para que salvara las vidas de varios soldados rebeldes heridos de gravedad por distintas circunstancias, o enfermedades comunes, por lo que transportaban junto a ellos varios medicamentos que fueran necesarios para las distintas situaciones que se enfrentarían, tenía que ser en pequeñas cantidades, por las escaces que había tanto en las farmacias, como en la Clinica Manuela Jardines en el pueblo, y para no levantar sospechas, entre los soldados acuertelados en las distintas postas que existían en todos los caminos que salían del pueblo hacia los diferentes campos. En varias oportunidades el Dr. Nanín Gómez tuvo que realizar operaciones a soldados, sin tener las mínimas medidas de condiciones para realizar una cirugía, pero si no lo hacía, era una muerte segura para el soldado rebelde.

En los últimos meses de 1958 mi padre era vigilado por los soldados y por la policía, a pesar de ocupar un asiento en el Ayuntamiento Municipal como Consejal; Arturito Arderí Sarret nos facilitó la mudada de nuestra casa en la calle Serafín Sánchez entre la casa de Peyo Arce y el taller de carpintería de Arturito, por lo que nos pasamos a la casa de dos plantas de la familia Arderí Sarret en la acera del frente y ubicada entre el fondo de la casa del Dr. José M. Cuscó y su viuda Noncha Gelpi Cabreja, la cual estaba ocupada por su hermano Beby Gelpi C. y por el otro lado estaba la panadería de Arístides Cisneros. Un día un amigo avisó a mi padre que había una orden para deterlo en calidad de arresto con posibilidades de que estuviera en peligro su vida, mi padre explicó a Beby la situación y éste rapidamente abrió la tapa del algibe que estaba vacio, para que se escondiera adentro, cuando llegaron los soldados buscándolo a nuestra casa, no lo encontraron. A partir de ese día y por más de un mes, mi padre pasaba el día en la casa de Beby Gelpi C., y por las noches venía a la casa de al lado para dormir junto a la familia, ésta situación se repitió hasta el inicio de la toma de Sagua el 17 de diciembre de 1958.

En septiembre de 1958 mi padre entregó el Hotel Saratoga a Ricardo Rodríguez (Mantequilla) en calidad de alquiler, asi las cosas cuando el pueblo fué tomado por los rebeldes y producto del incendio generalizado que se produjo, el hotel quedó hecho cenizas, quedando solo el recuerdo del mismo entre los sagüeros de aquella época y las pocas fotos existentes, como muestra gráfica de que ahí hubo un hotel que fué el más elegante y grande de Sagua.

Paralelamente a los negocios era amante a los gallos finos, asistiendo puntualmente los domingos a las distintas vallas de gallos en compañia de su gran amigo y socio galleril Lorenzo Hechavarría C., hasta que en 1968 fueron prohibidas, guardando el mejor recuerdo de su gallo “Dulce Guayaba” el cual era el preferido y que aparece en la foto que acompaña éste escrito, por haber sido el que mayor número de pelas realizó como ganador, también tuvieron a “3 Minutos” que fué el más conocido por la velocidad conque terminaba sus peleas, derrotando a los contrarios, igualmente estaban dentro del trio de los triunfadores “El Pavo”, todos eran entrenados, alimentados y cuidados por el excelente gallero reconocido Delio Rabilero Viñals y asi como también todos eran tambien armados o preparados por el experimentado Enrique (Tota) Macias Ferrer antes de someterlos a revisión delante de los jueces para poder realizarse la pelea.

Existen hechos que no pueden negarse, ni olvidarse, asi como no se puede dejar en el olvido al Dr. Fernando (Nanín) Gómez Sedano por su valerosa, adnega y desinteresada forma en que en cumplimiento de su juramento hipocrático, ponía en riezgo su integridad física y su vida, para llevar alivio y tratar de salvar la vida a los heridos y enfermos en los campos sagüeros, ya que no podían ser asistidos en hospitales, de igual forma Ramón Jiménez se arriezgaba, sirviendo de contacto, utilizando su jeep particular como transporte a los campamentos rebeldes, solo con el deseo de salvar la vida de los enfermos actuando en contra de las ordenanzas del gobierno.

Estas líneas que escribo con todo el amor que sentí por él, quisiera que sirvieran para que toda la familia y amigos siempre lo recordemos y para los que no lo trataron, que sirva para conocer un poquito de un hombre que siempre caminó de frente en la vida, venciendo todos los obstáculos que se le antepusieron y supo llegar de la nada a una posición destacada, gracias a su tenacidad, perseverancia, lealtad y sobre todo a su firme fe en Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Logia de los Masones

  • Bombardeo e Incendio Sagua de Tánamo 1958

  • Anuario Estadístico Sagua 2010- Edición 2011

  • tambien puedes leer…

A %d blogueros les gusta esto: