El cultivo de la LUFA y su comercio en Sagua

José A. Hechavarría en su blog Sagua de Tánamo: Nuestras Raíces  expone cómo Sagua se convirtió en  el primer lugar de Oriente donde la LUFA, se conoció, cultivó y originó mucho dinero, a los cultivadores locales. Hoy la LUFA es muy cotizado internacionalmente como estropajo natural para el cuidado de la piel. Recuerdo de niña que la cerca de la casa de mi abuela en Miraflores tenía una enredadera de Lufa y cuando íbamos de visita recogíamos  las que estaban secas para utilizarla en el baño y para fregar los platos.

Por José Antonio Hechavarría
La LUFA o luffa, que es conocida también como esponja vegetal, del grupo de plantas industriales, es una variante del estropajo criollo, (cucurbitacea), actualmente se usa como un exfolíador de la piel, tambien además de limpiar, reactiva la circulación de la sangre. El fruto parece un pepino grande o una calabaza alargada. Despues de secada y tostada la piel, se usa la fibra interior.
En el transcurso de la II Guerra Mundial iniciada en 1941 y hasta pocos meses antes, de la capitulación alemana en 1945, en Cuba era desconocida la Lufa, ya que su cultivo y empleo se hacía únicamente en Japón, considerado como el pais productor de ésta especie botánica, aunque se dice que es originaria de la India.
Con semillas facilitadas por el Ministerio de Agricultura y por las siembras iniciadas en Sagua por un individuo de nacionalidad alemana, que luego fué arrestado en un campo militar, por considerársele enemigo de la causa aliada de la Cuba formaba parte.
Yo personalmente, recuerdo cuando niño que en Sagua se comentaba que ese aleman era un espia, que vivía cerca de la casa de Fabriciano Molina en Rincón Caliente como se le llamaba al barrio, que en el momento de su arresto, comentaban que le ocuparon un radio transmisor, lo cual dudo por la época donde había poco desarrollo del radio y más en Sagua, pero eso se comentaba.
Las siembras en gran escala se comenzaron, cuando Isidoro Gutíerrez Gómez dueño de algunas fincas y comerciante, compró la primera cosecha destinada a la producción de semillas que se dividieron entre él y el otro comerciante saguero Fernando Toll Columbié (Nando) quienes a partir de ese momento controlaron toda la producción del Término Municipal, aunque trabajaban independientes.
Esto originó una locura entre los dueños de tierras, por el alto precio que se comenzó a pagar por el producto, el cual crece como el cultivo del pepino o la calabaza, en una enredadera a nivel de la tierra, todos querían sembrar lufa, inclusive muchos demolieron los campos de caña y los sustituyeron por lufa, otros que tenían grandes patios en sus casas, también sembraron, para vender el fruto sin la cascara exterior (la especie de calabaza larga y fina).Leer mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Logia de los Masones

  • Bombardeo e Incendio Sagua de Tánamo 1958

  • Anuario Estadístico Sagua 2010- Edición 2011

  • tambien puedes leer…

A %d blogueros les gusta esto: