Los tres Caudillos #7 por Israel Méndez Palma


Al rato llegó Leoncio se acercó a Don Ramón que ya estaba bastante golpeado y le dijo cinicamente.
Qué pensaste viejo idiota que yo me iba a quedar tranquilo como mi padre que cuando tu te rehusaras a venderme yo no iba a hacer nada al respecto pues te equivocastes….. Chico quítale la mordaza. Vamos a ver, yo sé que hay una niña por ahí que es la luz de tus ojos, verdad Ramoncito.
No te atrevas tocar a mi hija desgraciado.
Bueno eso no pasará si tu reflexionas y me firmas estos papeles dándome de buena voluntad todas tus tierras y tu casa.
Nunca, me oyes nunca !!!! eres un maldito igual que tu padre.
A mi padre no lo menciones viejo desgraciado. Chico aplícale una calentadita.
Chico se acercó y comenzó a golpearlo salvajemente hasta dejarlo casi inconciente.
Bueno viejo no tengo todo el día me firmas ya o tendré que aplicarte la acariciadora.
Nunca te voy a firmar me oistes primero muerto que te quedes con mis tierras.
No te voy a dar el gusto de morirte sin antes acariciarte.
Chico dale unas caricias.
Chico de repente saco una pinza y comenzó a remover las uñas de Don Ramón, una por una, el viejo se retorcía de dolor pero aquel desalmado le seguía removiendo las uñas a sangre fria, cuando ya le habia removido tres uñas Leoncio lo mandó a parar.
Bueno y ahora Don Ramón firma.
Nunca.
Chico sácale todos los dientes.
Chico empezó a sacarle todos los dientes con la pinza a Don Ramon, el viejo se retorcía de dolor y gritaba y gritaba, la sangre bañaba todo su cuerpo hasta quedar inconciente de nuevo por el dolor.
Echale un balde de agua fría Chico para que reviva. Vamos a esperar que se reponga y le seguimos.
Oiga senor Leoncio, le dijo Chico, que le parecería si secuestramos a la hija de Don Ramón la traemos aquí y lo intimidamos con eso
Muy buena idea Chico ve enseguida y traemela.
Don Ramón se estaba ya recuperando cuando Leoncio le dijo.
Estas bien Ramoncito, qué bueno, porque te tengo una sorpresita.
Mira maldito por qué no me matas de una vez porque por nada del mundo te voy a ceder mis tierras.
Ya veremos viejo idiota ya veremos.
Senor Leoncio aquí está el regalito.
Bien quítale la venda al viejo.
Mira viejo quien te vino a visitar….
Papá, Papá qué te han hecho?
Hija hijita mia !!!!! qué le hicistes maldito
Nada todavía pero si no me firmas la voy a hacer mía y después se la voy a dar a mis hombres para que le hagan el favorcito delante de tí.
¿Qué te parece?
Chico los papeles.
Anda Ramoncito firma.
Don Ramon se llenó de valor y le escupió la cara a Leoncio.
Nunca me oiste, nunca y si tocas a mi hija te mato.
Yo no estaría tan seguro que tendrías las fuerzas para hacer nada despues que acabemos contigo.
Leoncio se enfureció y agarró al viejo por el cuello y le dijo.
Mira lo que voy a hacer con tu hija. Quítale la ropa Chico, ahora.
Cuando Chico le iba a desgarrar la ropa a Rosa el viejo gritó.
Noooooo no la toques desgraciado está bien te firmaré los papeles.
Vaya, vaya, así me gusta, cooperando, firma aquí en todas estas lineas.
El viejo Don Ramón firmó todos los papeles y luego le dijo.
Te vas a quemar en el infierno Leoncio te maldigo a ti y a tu familia..
Chico?
Si señor Leoncio.
Mata a este viejo sarnoso.
Chico saco su daga y se la clavó en el corazon a Don Ramón delante de su hija.
Noooo papá, papá noooo, maldito Leoncio, papá hablame, papa papacito.
Ven aca tontita le dijo a Rosa mientras la tomaba por la fuerza .
Ahora vas a ser mia. El la tomó y la hizo mujer por la fuerza y después se la dió a Chico y a los hombres al final Chico le rompió el cuello de un tirón.
Señor Leoncio, ¿qué hacemos con los cadáveres?
Llévalos a la casa de ellos y quema la casa con ellos adentro.
¿Y la mujer de Don Ramon y los otros tres hijos?
Matenlos a todos y quemen la casa con todos ellos adentro.
Pero las tierras y la casa son suyas ahora para qué la quiere quemar.
Chico no seas bruto ya es de noche hay que hacer parecer que la casa se quemó con toda la familia adentro.
Ah si, verdad está bien como usted mande con permiso.
Chico se dirigió hasta la casa de Don Ramon con los cadáveres, al llegar lo depositaron en el suelo de la sala, Doña Malvina empezó a gritar cuando vió los cadáveres de su hija y su marido ensangrentados e inertes, pero Chico no le dió tregua la agarró por el cuello y la desgargantó sin piedad, lo mismo hicieron con su hijo Ramoncito y luego rocearon la casa con gasolina y le prendieron fuego.
Afuera Chico veía su obra con orgullo mientras la casa ardía con toda la familia adentro, una vez mas se había hecho la voluntad macabra de un Caudillo.
Señor Leoncio, ya se hizo lo que usted mandó.
Esta bien Chico aquí tienes tu paga.
Pero señor esto es muy poco, esto solo me da para pagarle a los hombres que me ayudaron.
Bueno eso es lo que hay, arreglatelas como puedas.
Maldito Leoncio pero ya me tiene harto tengo que pensar como darle su merecido.
Este maldito Chico ya me tiene cansado sabe mucho de mi y ya le estoy perdiendo la confianza no me gusta como me mira voy a tener que buscarme otro aliado y deshacerme de él.
Estaba Leoncio sentado en la barra del pueblo cuando de pronto entra un hombre de tez oscura alto y una cara muy siniestra.
Buenas tardes, ¿ Senor Leoncio?
¿Y tu quien eres y que quieres?
Me llamo Bienvenido Gerena pero me dicen Benny.
Qué quieres, habla rápido y luego sal de mi presencia.
Si señor, no es mi intencion molestarlo pero me enteré que anda buscando una persona para ser su hombre de confianza.
¿Y qué te hace pensar que tu puedes ser esa persona?
Bueno pruebeme y verá por una buena paga yo le vendo mi alma al diablo.
Ah sí, ve manana a mi oficina en la fábrica de ladrillos.
Alli estaré ya verá que no se va arrepentir.
Al otro dia Benny estaba esperando a Leoncio como le habia dicho.
Vaya vaya veo que eres puntual eso me gusta.
Lo he pensado bien y creo que te puedo usar pero primero tienes que demostrarme que tienes habilidad y sobre todo que sepas callar.
¿Qué quiere que haga señor?
Quiero que mates a Chico, mi capataz.
Te voy a dar el trabajo si lo haces.
Delo por hecho señor.
Salió Benny al camino con Leoncio y allí se encontraron con que Chico venía de camino para la fábrica.
Mira Benny ese que viene ahí es Chico.
Mira Chico este es Benny quiero que le enseñes la fábrica va a trabajar contigo así que ya sabes. Los dejo para que se conozcan.
Si senor Leoncio.
Chico comenzó a enseñarle a Benny todo sobre la fabrica al mismo tiempo que se hacían amigos pero en al cabeza de Benny solo pasaba la idea del dinero que se ganaría con la muerte de aquel hombre.
Chico, ¿ vamos a la barra del pueblo a darnos unos tragos?
Seguro, vamos.
Pasaron toda la noche bebiendo y ya al amanecer cuando salían de la barra Chico iba mareado según caminaban por la ceiba junto al rio Benny se quedó detrás para poder dar la puñalada certera por la espalda a Chico. En el momento que se le iba a abalanzar sobre él para matarlo una luz en forma de llamas apareció en lo alto y una voz espeluznante gritó.
Maldito el hombre que mata por la espalda al desvalido. Pero maldito es mas el que mata por placer por lo tanto los dos vienen conmigo al mismo infierno !!!!!!!!
Es Lucifer, es Lucifer gritaba Benny, Chico habia quedado petrificado Lucifer tomó a Chico lo colgó de un arbol y lo crucificó quitándole el alma y el espíritu. Y entonces se dirigió a Benny y le dijo y a tí humano te voy a dejar en la tierra para que lleves un mensaje a tu amo.
Le diras que yo Lucifer estaré esperando por el para llevarlo junto a su padre.
Benny salió corriendo, iba espantado con aquella aparición. Eso era solo el comienzo de una segunda etapa de maldad, mentiras, abusos y ambición…..
Continuará……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Logia de los Masones

  • Bombardeo e Incendio Sagua de Tánamo 1958

  • Anuario Estadístico Sagua 2010- Edición 2011

  • tambien puedes leer…

A %d blogueros les gusta esto: