Los tres caudillos # 1 por Israel Méndez Palma

Esta es la historia de tres generaciones de hombres cegados por la ambicion el dinero y el poder.. , La avaricia los lleva por caminos muy peligrosos, el mundo de lo oculto,  la seducción, la mentira y la muerte…… Historia por Dorca Reina.
Eduardo era un joven galante apuesto pero muy pobre vivia con su esposa Lucia y sus hijos y trabajaba en una tienda de víveres como cargador, trabajaba largas horas y llegaba agotado a su casa. Lucía lo miraba piadosamente mientras le servía la cena.
¿Cómo la pasaste hoy Eduardo?
Cómo crees mujer,  estoy muerto de cansancio y para qué yo me mato trabajando en esa tienda para poder traer el pan de cada dia a mi casa y sin embargo nunca me alcanza mujer.
Pero no te deseperes Eduardo ya verás que todo cambia,  Dios aprieta a veces un poquito pero no ahoga del todo dale tiempo a la vida y tu verás que todo cambiará.
¡Ay mujer! tu siempre pegada de Dios y nosotros cada dia mas pobres.  Eduardo a veces hay que caminar caminos de espinas  para después estar en el camino de rosas.  Sí mujer,  como tu digas ahora dame de cenar estoy muerto del hambre.
Sí esposo mio, déjame llamar a los muchachos a la mesa.  Ninñs vengan a comer que ya su papá llego. Todos se sentaron a la mesa y disfrutaron de una pequena cena preparada por las manos de Lucia.
Pasaban los dias y Eduardo trabajaba para traer el pan a su casa, estaba obstinado de la vida que llevaba y nesecitaba un cambio pero,  cómo hacer,  estaba desesperado pero algo tenia que hacer y pronto. Un día cuando caminaba desde la tienda a su casa pasaba por cerca del rio junto a la ceiba que muchos hablaban que hacía milagros,  se paro de pronto y en su cerebro pasaron muchas ideas de momento, recordó un mito que corría por el pueblo que junto a la ceiba había un tesoro escondido y se dijo para si.
Bueno y si yo encontrara ese tesoro eso resolvería mi vida y saldría de pobre para siempre yo le entregaría mi alma al diablo para conseguirlo,  claro que si,  al mismisimo diablo.  Esta noche vendré aqui a la ceiba a la medianoche y lo haré,  claro que sí, se dirijió a su casa y Lucía notaba que Eduardo estaba un poco nervioso le sirvió la cena y el no decía ni una sola palabra.
¿Qué te pasa esposo mio te veo muy callado esta noche?
Nada mujer son cosas tuyas estoy cansado eso es todo.
No Eduardo,  yo te conozco son muchos años contigo y sí  se que te pasa algo, por favor dime  ¿qué te pasa? Bueno solo te diré que después de hoy dejaremos esta miseria en la que vivimos ya verás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Logia de los Masones

  • Bombardeo e Incendio Sagua de Tánamo 1958

  • Anuario Estadístico Sagua 2010- Edición 2011

  • tambien puedes leer…

A %d blogueros les gusta esto: