Un Umbral Desconocido # 1 por Israel Méndez Palma

Corrían los años 50 en el pequeño pueblo de Songo, allí vivía una joven muy bella, esbelta de pelo negro rizado y ojos negros una triguena muy fascinante, era la hija mayor de Andido y Fedra Mustelier, se llamaba Aurora y era feliz, corría por las calles de su pueblo sin pensar en nada malo, su inocencia y candor la hacían mas bella, pero ella sólo pensaba en hacer feliz a sus padres y ayudar con sus otros ochos hermanos: seis hermanas y dos hermanos.
Un dia de regreso a casa del colmado, cuando cruzaba la plaza del pueblo, se sintió de repente cansada y se sentó un momento a descansar, de pronto levantó su mirada y frente a ella estaba este caballero vestido de guayabera blanca, pantalones blancos zapatos mocasines muy bien lustrados y un sombrero blanco; ella trató de pararse y él de repente la tomó por el brazo, ella trató de correr pero él la detuvo y le dijo. ¿Dónde vas mujer preciosa?
Ella no contestó, solo se limitó a soltarse y a correr velozmente en dirección a su casa, el hombre le preguntó a un niño que pasaba por allí – Oye niño, ¿tu sabes quién es esa muchacha que se fue corriendo?- Si señor, esa es Aurora, la hija de Don Andido; él le dio una moneda al niño, se montó en su carro y se marchó. Pasaban los días pero en la mente de Juan Manuel solo se reflejaba la visión de aquella Venus que había visto solo por un momento en la plaza de aquel pueblo.
Juan Manuel Hidalgo era uno de los hijos de una de las familias mas prominentes del pueblo de Aguas Buenas y el heredero universal de una gran fortuna, estaba casado con Elsa Valdez Limonta pero él era un joven jugador bebedor y le gustaban mucho las fiestas y las mujeres, solo estaba casado porque era un matrimonio arreglado desde el nacimiento por las familias de ambos, el vivía con su esposa en Campos un pueblo grande muy cerca de Songo….
Juan Manuel estaba obsesionado con la belleza de aquella mujer que había visto y se preguntaba -¿Deberé de ir al pueblo y buscarla?. Me tiene fascinado; en ese momento Elsa entró en la antesala y le dijo- Juan Manuel acuérdate que tenemos que ir a la fiesta de los Limantur esta noche querido…Ay Elsa yo no quiero ir a esa clase de fiestas me
aburren mejor voy a la Logia a encontrarme con los amigos, si quieres ven conmigo- Ay no Juan Manuel, a mi no me gusta estar entre tus amigos mejor me voy con Maritza a la fiesta– Está bien Elsa como quieras.
En la mente de Juan Manuel solo existía la vision de aquella mujer que lo tenia hipnotizado…De repente se levantó se montó en su carro y se dirigió al pueblo de Songo determinado a encontrar a aquella mujer que lo habia obsesionado. Continuará…..

Anuncios
Comments
One Response to “Un Umbral Desconocido # 1 por Israel Méndez Palma”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Logia de los Masones

  • Bombardeo e Incendio Sagua de Tánamo 1958

  • Anuario Estadístico Sagua 2010- Edición 2011

  • tambien puedes leer…

A %d blogueros les gusta esto: